La absurda razón por la que Kendall y Kylie Jenner estuvieron un mes sin hablarse

Las hermanas tuvieron una pelea por un motivo sin importancia que las mantuvo separadas durante bastante tiempo.

Las riñas entre hermanos son algo habitual aunque, por lo general, es algo que sucede en la infancia y que queda atrás una vez se alcanza la edad adulta. Y por lo general, también se mantienen entre cuatro paredes, acorde al anonimato de sus protagonistas.

Pero ese no es el caso si se trata de la familia Kardashian. Ese es el caso de Kendall y Kylie Jenner, quienes estuvieron nada menos que un mes sin dirigirse la palabra, y por una razón bastante absurda.

Hay que remontarnos a un episodio de “Keeping Up With The Kardashians” en el que toda la familia salió a cenar a un restaurante de Palms Springs. Al terminar, se distribuyeron en dos automóviles. Kris Jenner se fue con sus hijas Khloé, Kourtney y Kim Kardashian, mientras que Kendall y Kylie se fueron en otro junto a Corey Gamble, pareja de la madre del clan.

Al parecer, durante la cena Kylie manchó sin querer el traje que llevaba su hermana Kendall. La familia había acordado seguir la velada tras la cena pero, de golpe, la modelo pidió a Kylie, que era quien conducía, que la llevase a casa.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Kylie Jenner News (@kyliesnapchat) el

Todo parece indicar que la menor de las hermanas se negó en rotundo y que eso generó una pelea que los espectadores pudieron presenciar vía telefónica desde el vehículo donde iba la otra mitad de la familia. Su hermana mayor Khloé no sabía que hacer para que sus hermanas menores dejasen de discutir.

Pues bien, parece que esa disputa fue tomada muy en serio porque tuvo a las dos hermanas sin hablarse durante un mes. Finalmente hicieron las paces después de que Khloé y Kim intercedieran.

“Hablé con ella y me dijo que como tú le habías abofeteado primero, debes ser tú quien se disculpe en primer lugar”, le dijo Khloé a Kendall a lo que esta respondió: “Tiene serios problemas. Para empezar, no fui yo quien golpeó primero. Pero igualmente, no importa porque ahí no está el problema”.

No obstante, Kendall quedó convencida de hacer las paces con Kylie después del consejo que le dio Khloé: “La vida es corta. Necesitas dejar atrás tu orgullo y decir: ‘Kylie, lo siento por la parte que me toca’. Entonces ella dirá lo mismo y podréis pasar página”.

Y así fue. Ambas hermanas hicieron una videollamada en la que Kylie explicó que le sentó mal que Kendall le pidiese que la dejase en casa a último momento y que, finalmente, aquella pelea se les fue de las manos.

Foto: Instagram.