La estafa millonaria que tendría como víctimas a Ed Sheeran, One Direction y Taylor Swift

La policía británica investiga el paradero de las donaciones a una fundación de ayuda a niños con cáncer.

La solidaridad es uno de los valores más destacables de una persona y son muchos los famosos que utilizan su estatus no solo para promover los actos en esta línea sino para hacer grandes donaciones económicas a los más necesitados. Desgraciadamente, también hay gente inescrupulosa que se aprovecha de esto para estafar.

Eso es lo que presuntamente ha ocurrido con una fundación para ayudar a niños con cáncer a la cual donaron dinero estrellas como Ed Sheeran, One Direction y Taylor Swift. La policía británica está llevando a cabo una investigación para esclarecer qué ha ocurrido con los millones de libras recaudados por Believe in Magic, una fundación creada por una joven de 17 años enferma de cáncer.

El objetivo de esta organización era la de ayudar a niños con la misma enfermedad para que pudiesen afrontar los costos de sus tratamientos. Entre los años 2012 y 2018 la fundación ingresó millones de libras e incluso lograron que Louis Tomlinson, miembro de One Direction y cuya madre falleció de cáncer en 2016, fuese uno de sus
embajadores.


De acuerdo a Daily Mail, poco antes de la muerte de esta joven algunos de los padres cuyos hijos eran beneficiarios de estas donaciones comenzaron a recabar información acerca de la gestión de la fundación.

Así descubrieron que muchas de ese dinero habían sido destinadas al pago de gastos personales de la joven fundadora de Believe In Magic, como viajes en avión privado o a Disneyland en Estados Unidos.

El hecho de que la cuenta bancaria de la fundación haya sido cerrada sin dejar rastro, ha hecho que la policía investigue a fondo para saber dónde está el medio millón de libras que había ingresado. Las autoridades tampoco han encontrado facturas que justifiquen el gastos de las donaciones hechas por anónimos y famosos como Michael Bublé, Taylor Swift, Ed Sheeran o One Direction.

Por su parte, la madre de la fundadora de la organización se ha mostrado “devastada por estas acusaciones inciertas” y reconoce su responsabilidad “por la imperfecta administración y mantenimiento de los registros”, escribió en Facebook.

Foto: Shutterstock.